Ninguna organización espera que aceptes una oferta de inmediato, así que no dudes en decir al recibir la oferta de trabajo que necesitas tiempo para evaluarla. Hazlo amablemente, mostrando interés por la posición que te han ofrecido.

Qué puntos debes revisar:

1.  El trabajo que vas a realizar

La primera pregunta que te debes hacer es ¿Este nuevo trabajo es interesante para mí? Debes entender claramente las funciones y responsabilidades de la posición, es importante que consideres si te atraen los productos o servicios que ofrece la Compañía, cómo afecta tu carrera el tomar esta posición, cómo se va a ver en tu Currículum Vitae esta posición en el futuro.

2.   Las personas con las que vas a trabajar

Cada empresa tiene una personalidad y cultura diferentes, las personas con las que trabajamos las vemos todos los días. Debemos convivir e interactuar constantemente, si no tenemos una buena relación con ellos nuestro trabajo puede volverse una pesadilla, así que debemos estar seguros de que vamos a poder encajar en la cultura de la empresa exitosamente. Considera en especial a tu jefe inmediato, ¿puedes trabajar bien con él? ¿Crees que va a darte apoyo para tu crecimiento profesional?

3.   El salario y los beneficios

Debes investigar si el salario ofrecido es competitivo en el mercado para posiciones similares. Cada cuánto se revisan los salarios, cómo influye tu desempeño en la evaluación del salario. En caso de pago variable por tu desempeño individual, debes calcular cuánto puedes lograr, así como también investigar cuánto han logrado las personas que ya trabajan en la empresa. Ahora recuerda que no todo es salario, debes considerar cuidadosamente los beneficios, ya que estos pueden tener un gran valor intrínseco: planes médicos, seguro de vida, cajas de ahorro, vacaciones, pensión.

4.   La solidez financiera y legal de la empresa

Aun cuando ya debes de haber hecho una investigación sobre la empresa, antes de ir a las entrevistas, ahora es aún más importante que tengas seguridad de que la empresa está sana financiera y legalmente hablando. Puedes investigar en periódicos, en Internet, instituciones bancarias y preguntando a gente que esté trabajando en el medio.

 

5.   Consideraciones familiares

Puede ser que el trabajo sea maravilloso y la paga más de lo que esperabas, pero la típica semana laboral está cerca de las 80 horas o debes pasar el 70% del tiempo viajando o simplemente la oficina queda muy lejos de tu hogar. Es muy importante que tengas claras tus prioridades y analices cuáles son las otras actividades que te gusta realizar fuera del trabajo.

Una vez que has evaluado cuidadosamente la oferta de trabajo, ya estás listo para responder a la empresa y tienes 3 opciones:

1.Aceptar la oferta de trabajo: muestra entusiasmo por la posición que vas a tomar, agradece el tiempo dedicado al proceso de selección y pide la oferta por escrito. En caso de que estés participando en otros procesos de selección, ten la cortesía de informar que ya has decidido aceptar esta posición.

2.Negociar una oferta de trabajo mejor: si tus habilidades son tales que la empresa realmente está interesada en ti, puedes negociar una mejor oferta, ya sea en la parte salarial o en beneficios adicionales. En caso de no querer negociar la oferta, el único punto es rechazarla.

3.Rechazar la oferta de trabajo: con mucha cortesía, ya que no sabes que pueda pasar en el futuro, agradece el tiempo invertido en las entrevistas e indica que has decidido no aceptar la oferta.